El programa de desarme llegó a Olavarría

OLAVARRÍA (de El Popular). Más de 40 personas ya se presentaron en el Centro de Acceso a la Justicia para participar del Programa Nacional de Entrega de Armas. Se aceptan todo tipo de armas y municiones y habrá incentivos de $200 a $600. La propuesta se desarrollará a partir de este lunes y hasta el viernes, de 9:00 a 15:00, en las oficinas del CAJ, ubicadas en Hornos 2.873 (casi Moreno).

El programa nacional de entrega voluntaria de armas es totalmente anónimo y a cambio se otorgará un incentivo económico. Se recibirá cualquier arma de fuego: escopetas, revólveres, pistolas, carabinas, fusiles, pistolones y sus municiones; y además habrá charlas de sensibilización en escuelas secundarias locales. 

En "La Mañana de 98 POP", el director de Fiscalización y Control de Gestión del Renar, Carlos Fernández, habló sobre el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas que está en vigencia desde julio de 2007, bajo la presidencia de Néstor Kirchner. Habló de la necesidad de un "cambio cultural" sobre "los peligros que acarrea" que existan armas de fuego en una vivienda. "El daño que se puede cometer es de características irreversibles para la vida de una persona". Mencionó la falta de información, la legislación restrictiva para el acceso de armas y el mercado ilegal. "Tener un arma es tener un problema", sintetizó.

En 2007 existía la necesidad "de las organizaciones civiles de familiares de víctimas" para desarmar a la población. La inquietud quedó plasmada así en el programa nacional. "Como objetivo tiene la disminución del uso y proliferación de armas y municiones, tratar de reducir los accidentes y hechos de violencia que se ocasionan por el acceso a armas, sensibilizar acerca de los riesgos y promover una cultura de no violencia y resolución pacífica del conflicto que desaliente este tipo de tenencia".

Fernández habló de la realidad argentina, donde alrededor del 60% de los accidentes registrados con armas de fuego "se dan entre familiares o conocidos, ya sea en el marco de una discusión que se excede más de lo normal, niños que jugando encuentran el arma de sus padres y le disparan a un amigo o hermanito". En este punto aclaró que desde el Renar "tratamos que se reduzca este tipo de accidentes y que la gente tome conciencia de que tener un arma es tener un problema".

Explicó que "entendemos que la legislación argentina permite la tenencia de un arma de fuego. Está permitida la actividad deportiva de caza y tiro". Asimismo, y entendiendo que "estas personas toman ciertos recaudos", consideró que "Argentina tiene una legislación bastante restrictiva a comparación de otros países. No es algo tan sencillo como se cree. Primero, la persona tiene que tener la credencial de legítimo usuario, apto para poder acceder al arma como medio lícito de vida, acreditar no poseer antecedentes penales, aptos físicos y psíquicos".

Habló de aquellos ciudadanos que adquieren un arma para "defender a su familia" sin tener en cuenta que existe un 40% de probabilidad de "herirse primero antes que disuadir a algún delincuente". Agregó que quien posee un arma en su casa "recibe más violencia cuando le ingresan al domicilio y se corre un riesgo muy importante" además de que se corre el riesgo de que "ingrese al mercado ilegal y que sirva para cometer nuevos delitos". Indicó la necesidad de cruzar "una barrera cultural y entender que las armas no son para defenderse". Es por eso que desde el Programa Nacional buscan "achicar el mercado ilegal", tratando que las personas las entreguen ya que "generalmente no están registradas o estando registradas pueden ser pasibles de sustracción y ser introducidas al mercado" informal.

Llaman a entender lo fundamental de un "cambio cultural" sobre "los peligros que acarrea. El daño que se puede cometer es de características irreversibles para la vida de una persona". Señaló que "¿quién puede cargar con haber matado a una persona?". La problemática "cruza todas las barreras sociales y económicas. Los conflictos se dan en todos los estratos".

Como dato señaló que "el 97 % de los legítimos usuarios son hombres" aunque el 50% de los que entregan armas son mujeres. Analizó que la situación tal vez se da por la "concepción que tienen de la vida o el valor que otorgan a la misma".

Desde el Renar promueven, además, otros programas abocados al "control y fiscalización" como un "nuevo sistema de registración que sigue la trazabilidad del material desde su fabricación o importación y su traspaso" y los "planes de regulación para reducir la falta de información".

En Olavarría, el programa llegó el mismo año en que se lanzó a nivel nacional. En la oportunidad, se destruyeron 710 armas por lo que "la sociedad de Olavarría ha tomado conciencia y ha recibido el programa de una buena manera", aseguró Fernández.

La iniciativa recibió, el 2 de octubre pasado, el galardón de Naciones Unidas en "Políticas del Futuro". Allí el segundo lugar quedó para Argentina, que mediante el programa apunta a vivir "en una sociedad más segura, más pacífica y donde no reine la violencia".

<

.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27.20 28.20
Euro 33.00 34.00
Real 650.00 700.00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez