Prisión para el infractor reincidente que conducía inhabilitado por imposibilidad física

HENDERSON. El día 24 de diciembre pasado, en horas de la tarde, una persona se estrelló inexplicablemente con su automotor contra una vivienda en las afueras de la ciudad.

El impacto ha sido violento, conclusión que surge del estado en que quedó el rodado (que además volcó) y los daños ocasionados en la vivienda y en dos automotores estacionados en el garage de la misma.

Constituida inmediatamente la Policía en el lugar, constató que quien conducía era el ciudadano Juan Marcelo Alonso, contra quien pesaba la pena de inhabilitación para conducir dictada por el Juzgado de Faltas y notificada oportunamente al involucrado y a la Comisaría. Que los motivos de la prohibición de manejar vehículos se fundan en la ineptitud física de Alonso para hacerlo, ocasionada, aparentemente (según había manifestara en la oportunidad el mismo infractor), a partir de un accidente ciclístico grave que habría padecido.

El personal policial labró las actuaciones correspondientes por el hecho de conducir ilegalmente y habría en lo inminente actuaciones penales.

Finalmente, el infractor fue sancionado con arresto por el Juzgado de Faltas y con multa de alrededor de $4.500, más allá del curso que pudieran tener las eventuales  actuaciones penales y el reclamo por daños y perjuicios que, en forma privada, los damnificados (moradores de la vivienda dañada y de los vehículos) pudieran hacer a Alonso por los daños y perjuicios sufridos.

Desde la Municipalidad, manifestaron solidaridad para con las víctimas del infortunio.

 

ANTECEDENTES

Con fecha febrero de 2011, el autor de este ilícito (Alonso) ocasionó, por pérdida del control de su automotor un hecho incomprensible, en el que colisionó contra un comercio sito en la esquina céntrica de 9 de julio y Rivadavia de Henderson. Intervino de oficio el Juzgado de Faltas.

En la oportunidad, el responsable del choque, asumió ante la autoridad del Juzgado que sufría problemas neurológicos que le ocasionaban desvanecimientos y mareos y que se encontraba en tratamiento.

Admitió que en esas condiciones no podía conducir vehículos y fue inhabilitado hasta tanto obrasen -si es que en algún momento ocurriría- estudios y certificados médicos de especialistas, exámenes físicos y demás elementos que permitiesen -sin margen de error- considerarlo apto para conducir, resolución ésta firmada por el Intendente Municipal.

No volvió Alonso a presentarse en la Municipalidad. Hubo luego una nueva colisión de Alonso en la Avenida San Martín, quien impactó otra vez presumiblemente desvanecido, contra un automotor estacionado correctamente, desprendiéndose del daño causado que circulaba conduciendo a velocidad considerable.

Fue sancionado también por esa falta.

 

LA SENTENCIA RECIENTE

Si bien no se veía a Alonso conducir, algunos rumores indicaban que -en ocasiones- lo hacía en lugares algo alejados.

El Juzgado de Faltas citó a Alonso, quien admitió los cargos el día 27 próximo pasado, como lo había hecho ya ante la Policía.

En el mismo acto, se le dictó una resolución que pone énfasis en el riesgo creado por Alonso y en su violación a la prohibición de conducir.

Dice el fallo:

·“Que el imputado ha mostrado otra vez una conducta gravísima” y que de ese comportamiento puede devenir una tragedia de proporciones impredecibles.

·Que corresponde inducir que el imputado además de conducir inhabilitado, lo hacía a alta velocidad teniendo en cuenta la violencia de los siniestros que ha ocasionado.

·Que ha cometido al menos tres hechos de estas características.

·“Que no puede pasarse por alto ni dejar de lamentar que el imputado sea víctima de patologías y por ello no apto para conducir (al menos en la actualidad).

·“Que, de todos modos, si bien es víctima de una enfermedad, no tiene otra alternativa que aceptarla y comportarse sin temeridad, y evitar ocasionar con desaprensión e irresponsabilidad imperdonables hechos con la potencialidad de producir lesiones, muertes, daños”; más cuando se trata de una persona con capacidades cognitivas normales.

·Hace mención también la resolución al triste episodio, de características similares a este, que ha truncado durante tantos años la vida de una persona joven, de la peor forma, más allá de que siempre esté la esperanza de una recuperación. Que esa persona, así como chocó contra el cemento (aparentemente también por un desvanecimiento) pudo hacerlo contra una familia.

·Que la conducta de Alonso es por demás reprobable y el Estado debe cuidar a la sociedad y al infractor mismo.

 

EL FALLO

Se aplicó al infractor una multa equivalente al valor de quinientos litros de nafta especial (alrededor de $4.500).

Se le aplicó también la pena de arresto de tres días y se ofició a la policía para su inmediata detención, previo examen de su salud  y debiendo someterse -las autoridades policiales- a las indicaciones de los médicos del Hospital Municipal, incluso respecto del lugar en que habría de cumplir la pena.

Además, se advirtió al infractor, que, en caso de reincidir, se incrementarán considerablemente los días de arresto y los montos de las multas.

La sentencia lleva la firma del mismo Intendente y del encargado del Juzgado de Faltas.

Además, en la misma, se apercibe al infractor de que, en caso de no abonar la multa, ésta se convertirá en un nuevo arresto a razón de un día cada ochocientos pesos o se le hará juicio por el cobro del importe fijado.

El imputado consintió las penas y fue inmediatamente aprehendido, encontrándose alojado en la Comisaría local desde horas de la tarde del día 27, separado de condenados o encausados penales.

Con éste son cuatro las personas que han sido sancionadas, en los últimos días, con arresto por motivos de infracciones a las leyes de tránsito en Henderson.

<

.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27.20 28.20
Euro 33.00 34.00
Real 650.00 700.00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez