Un distinto

Noticias Pehuajo - Deportes - Un distinto

Daniel José Bilbao, tal el nombre de quien hoy nos ocupa, debutó oficialmente en Primera división en el Deportivo Morón, el popular Gallito del Oeste del Conurbano bonaerense, en el campeonato de Primera B del año 1970, en un equipo que era dirigido por el recordado arquero de Ferro Carril Oeste, Roque SaverioMarrapodi. En ese equipo, regularmente el arquero era Omar Valentín Vargas, un referente de la institución. La defensa la integraban: el portugués Jacinto Corriea como lateral derecho, que luego llegaría a la Liga Pehuajense, y Gatto marcando la otra punta. Los centrales eran Gilberto Machado Gómez y Oscar Domingo Blanco, quien luego jugaría en la división superior para Boca Juniors, Racing Club y All Boys. En el medio estaban: Roberto Osvaldo López, un volante de enorme despliegue pero con buena técnica y habilidad,  Victorino José Vega, otro gran referente de la institución y Jorge Néstor Vallejos, un volante con vocación de gol que venía de una buena performance general en Temperley. Como delanteros solían actuar: Jorge Fernández por derecha y Juan Antonio Carrizo por izquierda, acompañando a Daniel Bilbao que ocupaba la plaza central del ataque de “el Gallo”.

Ese equipo terminó primero en la fase clasificatoria del Torneo de la B con 15 victorias, 11 empates y sólo 4 derrotas en 30 partidos, logrando clasificar para el octogonal que decidiría el ascenso a Primera A que se disputaría a una sola rueda. Pero allí la campaña resultó muy pobre. Deportivo Morón terminó en el último lugar entre los 8 participantes, con un solo triunfo, un empate, y cinco derrotas.

Para el año siguiente, con un equipo muy similar, “el Gallo” terminó en el puesto séptimo con 9 victorias, 9 empates y 10 derrotas en 28 partidos. Fue el último año de Daniel en esa institución donde jugó oficialmente 32 partidos marcando 7 goles.

En 1972 pasó a Estudiantes de Buenos Aires, institución donde formó parte de un equipo que tenía en el arco al Flaco Héctor Pistone, que luego de un paso por Almirante Brown, llegaría al exitoso plantel de Boca Juniors que dirigía el Toto Lorenzo. En la defensa estaba Héctor Osvaldo Araujo como lateral derecho, un ex Platense con pasado en primera A, bueno en la marca y de excelente pegada en los tiros libres. El primer central era un histórico de la B, el aguerrido Indio Juan Carlos Bravo, surgido en Independiente de Avellaneda; mientras que el segundo zaguero era Pedro Sciulli, otro muy identificado con el club, y muy bueno en lo suyo. La última línea la completaba el lateral izquierdo Alfredo Domingo Trimarchi. En el medio estaban regularmente Carlos Alberto Peterson, Juan José Abraham, y Osvaldo Omar Pérez, un zurdo hábil y rápido, de exquisito manejo del balón que era el verdadero referente del equipo. En esa línea de medio campo también podía llegar a actuar Antonio Rolando Valleta, un eficaz volante ofensivo con buen promedio de gol, quedando como delanteros: el puntero Leonardo Valentín Cajal, y Bilbao como delantero central. En ese torneo, Daniel disputó 19 encuentros y convirtió 4 goles. Era un equipo interesante que no rindió nada bien y terminó muy lejos de los punteros del torneo.

En suma tenía 11 goles en 51 partidos en tan competitiva división, lo que parecía no ajustarse a las exigencias. En consecuencia, pasó al Club Liniers, en la Primera C pero pronto empezó mirar hacia el interior buscando un nuevo futuro futbolístico.

Tras dos temporadas en la C, llegó a la Liga Pehuajense en 1975 para integrar el plantel de Fútbol Club Henderson, cuyo primer equipo causó una grata impresión en el público en general. Era un equipo sólido y eficaz. Con un buen arquero, Emilio Acuña, ex San Lorenzo de Almagro, el portugués Jacinto Correia como lateral derecho, un ex Estudiantes de La Plata, Daniel Marchioni como primer central, y un ex Gimnasia y Esgrima La Plata, Raúl Vuotto, como segundo zaguero. El eficiente deroense Ernesto Bosso completaba la última línea. En el medio campo actuaban: Luis María Losino por derecha, el recordado Negro Carlos Alberto Narváez como eje central, y el hábil César Losino, como volante ofensivo, llegando a jugar también Ricardo Abdala como cuarto volante, quedando como hombres de punta: el veloz Daniel Cantisani y Bilbao.

El equipo jugó muy bien pero no pudo ser campeón por aquel famoso renunciamiento de sus dirigentes a jugar el Petit Torneo por considerarse perjudicados y despojados del campeonato que consideraban que legalmente debieron haber ganado. Bilbao fue decisivo y marcó diferencias con la mayoría, aún sin ser un gran goleador, llegando a ser convocado al seleccionado albiceleste que estaba formando Roberto Dirassar, donde en principio solo jugó dos amistosos y aunque convirtió un gol, no conformó del todo. Una lesión de Jorge Gottardi en pleno campeonato argentino propulsó su inclusión y ahí se adueñó del puesto. En total jugó 11 partidos con la selección, marcó 5 goles (2 de penal) y le contuvieron un tiro penal.

Fue un 9 que se movía bien fuera del área. Entraba y salía constantemente del rectángulo peligroso. Siempre complicaba a los dos centrales, a los que no dejaba jugar. Era eficaz en la ofensiva como en la contención de los zagueros rivales. No era un goleador nato, pero sabía definir. Su virtud más notoria por lo sorpresiva estaba en recibir de espaldas al arco y girar velozmente sacando un violento remate cruzado con lo que marcó varios goles en aquel año y también en su segunda etapa en 1978 en el mismo club, en un equipo que terminó quinto en el Petit Torneo, pero lejos de las aspiraciones. Un 9 distinto.

Roberto F. Rodríguez

.

.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,10 28,10
Euro 32,60 33,60
Real 720,00 770,00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez