Un desempate con historia

Noticias Pehuajo - Deportes - Un desempate con historia

Estamos frente a un encuentro trascendental entre Estudiantes Unidos y Atlético Mones Cazón para determinar cuál de los dos seguirá presente en el torneo oficial de la LPF.

Dos instituciones cuyos enfrentamientos componen una amplia nómina estadística, con grandes campañas y varios títulos, pero que en pocas veces se han cruzado con justificadas pretensiones de llevarse el campeonato.

En los albores de la Liga Pehuajense, más precisamente en el segundo certamen oficial de la historia liguista, ambas entidades tuvieron un gran campeonato. Fue en 1946, cuando Estudiantes Unidos consiguió coronarse campeón, con una formación cuyos integrantes habituales eran: Raúl Gambero, Peña y Pérez Issa; Libossart, Rovira y Méndez; Mon, Civelli, Izurieta, Goñi y Patiés. 

Por su parte, Atlético debió conformarse con el subcampeonato, contando con un equipo que generalmente era integrado por: Arruti, Gromaz y Gelabert; Ciavatta, Pantanalli y García; Gatti, Larretchart, Casaricco, Fontirroig y Enrico; y donde además jugaron: Marcos, Scardini, Girón y Torrosi, entre otros. También el arquero, José López, debió hacerse cargo del puesto titular porque Arruti se mudó a Pehuajó y pasó a jugar en KDT.

Treinta años después, en 1976, llegaron nuevamente a instancias finales. El torneo oficial resultó muy reducido en fechas porque arrancó muy tarde debido a la campaña del seleccionado pehuajense en el campeonato argentino, cuya eliminación se produjo recién el 20 de junio de dicho año. El certamen fue dividido en dos zonas clasificatorias, de las cuales los tres primeros pasaban al Petit torneo que se jugaría a una sola rueda, todos contra todos y en cancha neutral.

Atlético ganó su zona escoltado por Deportivo y Sarmiento, mientras que Estudiantes clasificó segundo en la otra zona, detrás de San Martín y por delante de Calaveras.

El Petit torneo resultó muy parejo y aunque San Martín era el gran candidato, no rindió de la manera esperada. Tal es así que cuando sólo restaba una fecha para finalizar el certamen, Estudiantes era líder con 7 puntos, escoltado por Calaveras con 6 y Atlético Moines Cazón con 5 unidades. Completaban la tabla: Deportivo con 4, Sarmiento con 2 y San Martín sin haber podido reunir punto alguno.

Nada estaba definido porque en la quinta y última fecha, Calaveras jugaría con Deportivo en cancha de Boca, mientras que Estudiantes se enfrentaría con Atlético en cancha de Unión, en Curarú.

El albinegro podía llegar a coronarse campeón esa misma tarde, pero Atlético no iba a ser sólo un simple partenaire porque también tenía alguna chance remota de lograr el título, para lo cual debía vencer a Estudiantes y esperar que Calaveras no derrotara a Deportivo.

Oficiando como local, “el León” salió al campo de juego con: Jorge Erramouspe, Osvaldo Bartolomé, Juan Marchioni, Raúl Vuotto y Hugo Delazzer; Carlos Capovila, Héctor Alanís y Eduardo Gelabert; Pedro Richard, Mario Leandro González y Walter Cantisani.

Por su parte, los dirigidos por José Mel presentaron una formación integrada por: Carlos Ocampo, Federico Tritto, Carlos Mel, Héctor Buratti y Enrique Carpignano; Ángel Iglesias, Carlos Díaz y Jorge Franco; Luis Ángel Civelli, José Fidalgo y Juan Carlos Morales.

Mario González puso en ventaja a los de Mones Cazón apenas pasada la media hora de juego, pero inmediatamente empató Morales. Cuando restaban pocos minutos para el final, se supo que Calaveras había vencido a Deportivo por 2 a 1, por lo que, de mantenerse la igualdad en Curarú, Estudiantes y Calaveras finalizarían el torneo compartiendo el primer puesto con 8 puntos. Pero si bien Atlético ya no podía salir campeón aunque ganara, había una esperanza para los albinegros, y la misma se materializó a sólo seis minutos del final, cuando Díaz clavó el balón lejos del alcance de “el Flaco” Erramouspe y le dio victoria y campeonato a Estudiantes.

Debieron pasar varios años para que volvieran a encontrarse en una instancia definitoria. Fue en el Petit torneo de 1990, un reducido que se jugó muy apretado en fechas y se definió con cuatro clasificados que disputaron las semifinales, siendo Estudiantes y Atlético los protagonistas de una de ellas. La victoria le correspondió a los albinegros por 4 a 1 en Pehuajó, registrándose luego un empate sin goles en Mones Cazón que le dio el pasaporte a Estudiantes a la final, aunque el campeón sería Calaveras, hechos que parecen mucho más cercanos que los anteriores y permanecen presentes en la memoria de los hinchas que lo vivieron. Lo mismo ocurre con otros episodios del siglo actual, máxime si nos referimos al torneo de 2008 que los tuvo, por primera vez en la historia, como protagonistas de una final donde el título fue para “e León”, que se impuso en el primer encuentro por 2 a 1, mientras que en la revancha igualaron 2 a 2.

La realidad nos dice que el presente del certamen actual de la Liga Pehuajense vuelve a enfrentarlos. No es una final de torneo, pero hay un solo pasaje en juego y únicamente el vencedor podrá seguir en la carrera hacia el máximo lauro local.

Es cierto que son otros nombres, otras circunstancias, pero la misma eterna pasión que los lleva a buscar ese título que todos luchan por conseguir.

Esperemos que sea una fiesta para el fútbol lugareño.

Roberto F. Rodríguez

.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez