Un desconocido

Noticias Pehuajo - Deportes - Un desconocido

El sol vertía a pleno su luz intensa sobre nuestra pampa húmeda en aquella calurosa jornada del verano del ’76. Se acercaba el mediodía del sábado 20 de febrero y cuando las agujas del reloj marcaban las once horas y veintiséis minutos, muchos pehuajenses pudieron observar que, sobre la ruta nacional 5, por donde actualmente se encuentra la rotonda que conduce a la ciudad por el acceso Kirchner, se recortaba la figura veloz de un vehículo automotor negro que marchaba como líder del denominado: Gran Premio Provincia de Buenos Aires, de turismo de carretera. Esa máquina, que llevaba el número 2 pintado en sus puertas junto a un contorno del mapa territorial bonaerense, era una coupé Dodge GTX que había pertenecido a Daniel Sancho, pero que esa mañana, con preparación de Juan Carlos Benavidez, estaba siendo conducida por el cordobés Jorge Recalde, quién había iniciado la competencia treinta segundos después de la hora 09.30 de aquella jornada, partiendo desde la ciudad de Brandsen.

 

Su paso duró un suspiro. Veloz y solitario dejó cargado el ambiente de un sonido que tardaba en desaparecer en el aire y cuya permanencia, más allá de despertar la lógica admiración del público, disparó innumerables recuerdos.

Hacía casi una década que Pehuajó no veía pasar los ases del TC como en lo que ya se recordaban como “viejos tiempos”, pero no por la cantidad de años transcurridos sino por los enormes cambios experimentados por la categoría.

Porque en realidad no hacía tanto, dado que la última pasada registrada había sido en diciembre de 1967, cuando se disputó el Gran Premio Argentino y durante la etapa inicial, camino hacia San Rafael, provincia de Mendoza, habían pasado: la coupé Ford que fuera de Jorge Farabollini, pilotada por Osvaldo Tosti, y el Ford Falcon conducido por Clemente Cumba, ambos representantes locales que luchaban en un pelotón alejado de los punteros.

 

Sin dudas, en aquel verano del ’76, el Gran Premio del ’67 parecía demasiado lejano. Pero la carrera no ofrecía mucho margen para detenerse en recuerdos. Las radios indicaban que Recalde iba al frente con un tiempo de una hora, cincuenta y cinco minutos y cincuenta y cinco segundos registrados al pasar frente al control instalado en nuestra ciudad, habiendo empleado un promedio de 230,907 kilómetros horarios.

 

Enseguida pasaron más máquinas: el Chevrolet número 4 del arrecifeño Carlos Marincovich, el Chevrolet número 23 de Raúl Oscar Rodríguez que había largado en el décimo orden, y la Dodge GTX número 8 del querido Nito Lizeviche.

A partir de allí se planteó una lucha titánica entre primero y segundo hasta Trenque Lauquen, y aunque Recalde mantuvo el liderazgo, Marincovich se le había acercado mucho. Demasiado para la tranquilidad de los hinchas de Dodge y de los partidarios del volante cordobés.

 

Mientras tanto los pehuajenses seguían a la vera de la ruta 5 degustando, tras los mates mañaneros, la típica picada y observando el paso de los competidores. El rugir de los motores y el impacto visual que las máquinas generaban con su paso, provocaban distintas emociones, o distintas formas de exteriorizar esos sentimientos. No faltaron algunas lágrimas ni pañuelos agitándose en cordial saludo, incluso otras prendas de vestir surcaron el aire, pero siempre con respeto y admiración por esos ídolos deportivos.

Naturalmente, metros más atrás, campo adentro, ya humeaba el clásico asado bajo la vigilia del asador designado, al tiempo que otros iban cortando los panes que quedaban esperando los chorizos, abiertos como palmas dispuestas al aplauso. 

 

Era una verdadera fiesta, aunque no todos se sintieran representados porque por conocidas disidencias, el equipo oficial Ford, encabezado por el cordobés Héctor Luis Gradassi y del que también formaba parte el ramallense Juan María Traverso, estaba ausente de la competencia y solo algunos pocos Falcon particulares participaban de la misma, aunque con muy pocas posibilidades de éxito clasificatorio, con excepción de Enrique Bravi.

 

Uno a uno los pehuajenses vieron pasar a todas las máquinas que quedaban en carrera camino hacia Bahía Blanca donde finalizaba la primera de las dos etapas del Gran Premio. Y entre aquellos que pasaron lo hizo la Dodge número 67, perteneciente a un joven de Monte Grande, nuevo en la categoría dado que había debutado hacía muy poco y esta prueba era su segunda participación en el TC. Corría con una máquina adquirida a los hermanos Suárez, quienes tenían a su cargo la preparación. La Dodge tenía pasado pero no presente. La mención del piloto, llamado Roque Giuliano, tampoco decía mucho. Pero tras los abandonos, el muchacho terminaba tercero en la etapa, detrás de Suárez y Bravi. Ya era una sorpresa, aunque al día siguiente, terminaría segundo en la etapa final, detrás de Ríos, y ganaría el Gran Premio de la Provincia de Buenos Aires por suma general de tiempos.

 

Culminaba así una competencia que había pasado por nuestro querido terruño despertando nuevos bríos teceístas que llevarían a que el deporte local volviera a contar con una máquina de TC llamada “Ciudad de Pehuajó”, en este caso una Chevy que sería pilotada por Jorge Martínez Boero, Héctor Moro y Luis Saint Germes, entre 1976 y 1978, pero siempre con el pehuajense Walter Terrón como acompañante.

 

La llama quedó encendida y así nuestra ciudad tuvo su prueba puntuable del calendario del TC en 1979, y luego fue punto de partida y llegada del Gran Premio 4 Provincias disputado en el invierno del ’80 con gran acompañamiento popular.

Después, esa misma llama abrigó ilusiones de otros pilotos locales que se sumarían a la categoría en los ’80 como: Oscar Prieto, Alberto Piñanelli, Enrique Gallinotti y Dante Catellani pero para entonces, el TC estaba cada vez más lejos de lo que había sido, y los grandes premios que pasaban por Pehuajó eran solo un hermoso recuerdo. Como aquel del verano del ’76 en que nuestra afición conoció a Roque Giuliano, un piloto que pasó lejos en ruta pero con buen registro, mucho entusiasmo, una buena máquina y una cuota de buena suerte. Suficientes argumentos como para ser el ganador. Un ganador que no muchos recuerdan. 

Roberto F. Rodríguez.

<

.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez