Golear y nada más

Noticias Pehuajo - Deportes - Golear y nada más

Por alguna razón que no puedo explicar, debido a no contar con la información suficiente, a Deportivo Argentino parece costarle demasiado tiempo acomodarse dentro del campo de juego. Así lo ha demostrado últimamente. El encuentro ante Atlético Urdampilleta -que prácticamente comenzó perdiéndolo por 2 a 0- fue la luz de alarma. Una luz a la que, al parecer, no le dieron demasiada importancia porque en el último domingo, cuando visitó a Bull Dog en Daireaux, el azul volvió a padecer esa patología futbolera. Una especie de amnesia rara y peligrosa. Lo notamos cuando Bevilacqua, el delantero del conjunto dueño de casa con mayores condiciones y vocación ofensiva, ganaba espacio entre los centrales visitantes y cerca estuvo de abrir el marcador en la primera incursión, aunque luego no falló en la segunda, cuando un centro al corazón del área le permitió filtrarse entre los zagueros y derrotar a Volpe con golpe de cabeza. Efectivamente, Deportivo estaba perdiendo y bien pudo haber sido por dos goles, como ante Atlético Urdampilleta, pero el mejor punta de los de Daireaux sólo acertó una de dos y el partido estaba apenas 1 a 0.

Sinceramente, no parecía que el primero estuviera jugando frente al último de la tabla. No lo reflejaba el juego. El azul quería, pero Vizio no gravitaba, Ferrara denunciaba que aún sigue lejos de su mejor nivel y Guallarello no hacía pie en mitad de cancha.

Sin embargo, la alegría del dueño de casa no duró demasiado. Deportivo siguió buscando abrir el juego por las puntas, especialmente con Peredo por izquierda y un violento disparo del puntero que iba en dirección hacia el arco local, se desvió al impactar en el brazo de un defensor y el árbitro marcó penal. Peredo tomó el balón como dispuesto a ejecutar la pena pese al pedido de Tallarico, pero finalmente fue el goleador el que se hizo cargo y anotó el empate con disparo cruzado hacia la derecha del arquero que había elegido el otro palo.

El despliegue de Martín Gómez, la lucha que ofrecía Nahuel Lamanna en el medio y la movilidad ofensiva de Bevilacqua, eran las cartas que podía mostrar Bull Dog a esa altura, pero su mayor problema estaba en el sector que quedaba a espaldas de Lamanna y delante de los centrales. Porque Bull Dog perdía las marcas en el medio y su defensa no acertaba en los anticipos. Y fue por ese sector donde recibió Tallarico y puso en ventaja a su equipo. Perfilado casi como para darle de zurda, bordeó la media luna abriéndose hacia su derecha, se hizo el espacio suficiente y sacó un tremendo remate con su pierna diestra clavando el esférico contra el palo derecho, inalcanzable para el arquero local.

Cuando Peredo, metiéndose casi en diagonal por izquierda, sacó un impresionante disparo que superó la acción del arquero y se clavó arriba, el partido pareció quedar totalmente definido pese a lo mucho que restaba por jugar, pero estaba claro que Bull Dog había mostrado ya todo lo que tenía en cancha y, sin lugar a dudas, no le había alcanzado ni aun cuando estaba al frente en el marcador. Porque cuando el local tuvo la pelota se perdió en toques intrascendentes. Atacó por el medio, y si bien no tuvo profundidad mucho se debió a que terminó quitándole espacios a su mejor hombre de punta en lugar de abrirle la cancha. Por eso. todo se presentaba a favor del conjunto azul.

La segunda etapa fue mucho más pobre que la primera. La salvó de una mala calificación el extraordinario gol convertido por Vizio clavando la pelota arriba, contra el ángulo superior del arco que da espaldas al portón principal de acceso al predio. Fue un remate que tuvo todo: dirección, potencia, y clase. La pelota pegó arriba, contra el palo y terminó inflando la red en el otro extremo. Golazo.

El 4 a 1 fue lapidario. Después muy poco. La expulsión por doble amonestacióndel juvenil lateral izquierdo local Martín Marcos. Un penal que el árbitro sancionó a favor del dueño de casa dejando muchas dudas, aunque es cierto que antes había dejado pasar otra acción en el área azul que, de haber sancionado la pena máxima, hubiera habido menos chances de reclamar. La cierto es que Juan Álvarez se hizo cargo de la ejecución y cruzó un violento zurdazo a la izquierda de Volpe que se arrojó a tiempo para ese lado y consiguió detener el remate. Sobre el final se fue expulsado el zaguero local Delazzer, quien vio la roja directa por violenta falta desde atrás sobre Vizio. Para entonces, hacía rato que todo estaba definido.

Bull Dog no deja de ser un equipo con muchos juveniles que, prácticamente, no poseen experiencia en Primera división y eso se paga muy caro.

Deportivo ganó. De hecho ese era el principal objetivo de su viaje a Daireaux. Y también goleó, pero teniendo en cuenta el rival, las posiciones que ambos equipos ocupan en la tabla del torneo y los sofocones que pasó Volpe, aun cuando fueron muy pocos, lejos estuvo el azul de gustar con su producción, aunque quizá esto no importe mucho en esta etapa donde se busca darle rodaje a los equipos y sumar puntos para lograr la clasificación a la fase definitoria. El verdadero campeonato empieza después. Pero hay que llegar. Y hacía allí va este Deportivo que sigue sumando y subiendo. Aunque a veces no termine de satisfacer el fino paladar de sus eternos seguidores.

 

Roberto F. Rodríguez

<

.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27.20 28.20
Euro 33.00 34.00
Real 650.00 700.00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez