Copados

Noticias Pehuajo - Deportes - Copados

Cuando Berrutti pitó el final del encuentro disputado, el pasado domingo, en cancha de Calaveras, la gente de Deportivo Argentino exhaló la bocanada de aire contenido en señal de alivio para pasar inmediatamente a festejar la nueva conquista del elenco azul. Es que la levantada final de Independiente de Mones Cazón había generado demasiada preocupación. Una preocupación impensada tras el final del primer tiempo con el azul al frente por 3 goles de diferencia.

Una rápida apertura del marcador al minuto, cuando Tallarico, desde la derecha, habilitó al volante Arbelo que se internó por el callejón del 8 y, ya frente al arquero, cruzó el esférico para que Peredo definiera con el arco a disposición. Después Tallarico dejó temblando el arco de los rojos luego de estrellar un tremendo remate en el caño izquierdo. Enseguida fue Vizio quien se internó por izquierda y llegó casi hasta el primer palo cuando, ya sin ángulo, tocó hacia el centro del área menor y Tallarico mandó el balón al fondo del marco cuando se cumplía el primer cuarto de hora. Finalmente, y sobre los 38 minutos, fue Tallarico que, mano a mano ante el arquero Martín, lo fusiló y aunque el balón dio en la humanidad del uno, siguió camino hacia la red. Parecía entonces que el único preocupado debía ser Mauro Berciano, técnico del rojo que, planificando sobre un gráfico de un rectángulo de juego dibujado en un papel, reacomodaba el esquema posicional que debían seguir sus hombres, pero, por ejemplo, Vizio no aparecía en ese papel y sin embargo siempre recibía la pelota con la soledad y tiempo suficiente como para hacer un desastre en la líneas rivales, aunque a veces su gambeta no resultara productiva.

Por eso, la gente del azul no se preocupaba. Su arquero Volpe, toda una garantía, no había tenido trabajo porque Independiente no había inquietado, y aunque su defensa se había mostrado demasiado rústica y expeditiva para el paladar del hincha deportivista, el3 a0 eximía de pecados, otorgando indultos por oportunidades perdidas frente al arco rival que, dicho sea de paso, fueron varias.

Cuando comenzó la segunda etapa, Tallarico volvió a quedar mano a mano ante Martín, pero esta vez ganó el arquero adivinando que el 9 buscaría colocar el balón contra la base del palo izquierdo del arco que da espaldas al acceso Güemes, por lo que arrojándose en tiempo y forma, logró neutralizar la peligrosa acción ofensiva.

También Martín tuvo otra para el aplauso cuando el azul tuvo un tiro libre al borde del área, en posición de 8, y Collado remató con efecto por arriba de la barrera buscando también el palo izquierdo, pero a una altura no muy elevada, lo que permitió que el uno volara en forma espectacular y desviara el balón con mano cambiada, recibiendo el aplauso de su gente, ubicada en ese sector.

Mauro Berciano metió cambios en esa etapa y, progresivamente, el rojo evidenció algunas mejoras, aprovechando las facilidades que ahora otorgaba un Deportivo ya pensando en el festejo. Reyes Medina fue amonestado en ataque cuando tiró deliberadamente lejos el balón impidiendo que Independiente ejecutara rápidamente un tiro libre con destino de contragolpe. Luego fue Tallarico que, disconforme con la invalidación de su maniobra ofensiva, también remató lejos el esférico luego de haber oído el pitazo del árbitro, pero no fue amonestado. Parecía que Deportivo se había olvidado de su principal aliado: su fútbol, y se había adherido al aliado más cómodo: el paso del tiempo. Entonces Independiente creció. Palmerola, con total libertad, sacó un remate desde fuera del área y clavó el balón en el ángulo superior derecho. Un gol que empujó al rojo desde lo anímico y comenzaron a llover algunos centros sobre el área azul. Hasta que llegó un tiro libre desde la derecha con muchas casacas rojas poblando el sector de peligro, y ante una defensa azul que no parecía ofrecer demasiadas garantías. El centro partió pero no llegó porque en clara infracción, Tallarico se interpuso y vio la amarilla. ¿Lo hubiera hecho si hubiese estado amonestado como se reclamó? Quizás no. Quizás el centro hubiera caído en la zona peligrosa, pero no lo sabemos. Como pasa con toda ucronía, no existe manera de comprobación fehaciente. Para eso se inventó el quizás.

Pero los desacoples de la defensa azul no eran una ucronía, y la transfiguración del rostro de su técnico, Julio Caldiero, reconocido zaguero central, así lo denunciaban en silencio. No era para menos. Otro envío al área había terminado dentro del arco de Volpe aunque la conquista fue anulada en discutida decisión.

Ya en tiempo adicionado al reglamentario, y en otra desatención de las marcas en el área, López marcó el segundo descuento y algunos simpatizantes del azul dejaron el mate y se aferraron al reloj. No quedaba tiempo y el3 a2 final le dio al azul una copa que no tenía:la Copade Campeones.

Fue el primer partido que presencié en este año. Vi un Deportivo comprometido con el fútbol ofensivo, con buenos recursos tácticos y humanos para llevarlos a cabo, pero con serias ausencia de concentración en defensa, y cuando digo defensa me refiero a todos los que tienen la obligación permanente o circunstancial de defender. Y un Independiente que mostró poco, dejando la imagen de un equipo que va en busca de una identidad. Le queda un camino por delante todavía. Generalmente, aunque hay excepciones, la mayoría no logra un D.N.I. en forma inmediata. Primero la foto, la huella y la firma. El documento que prueba identidad le llegará más adelante. La gente del rojo lo espera ansiosa.

 

Roberto F. Rodríguez

.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez