Clave: alto y rubio

Noticias Pehuajo - Deportes - Clave: alto y rubio

El Seleccionado Argentino de Fútbol, cada vez que debió participar en las eliminatorias para un campeonato del mundo, en pocas ocasiones superó esa instancia con cierta tranquilidad, dado que en demasiadas oportunidades, para el gusto de los argentinos, logró clasificar sufriendo hasta el último minuto o quedar fuera por un mínimo margen.

En esto último tiene mucho que ver Perú, seleccionado con el que Argentina disputó tres recordados encuentros decisivos para acceder al Mundial inmediato.

El primero de esa trilogía inolvidable ocurrió en 1969 en la mítica “Bombonera” de Boca Juniors, por la última fecha de la fase eliminatoria camino al Mundial de México 1970.

El segundo se disputó en el estadio “Monumental” de River Plate, en el invierno de 1985 por la última fecha del Grupo 1 que componían además, Colombia y Venezuela y que clasificaba para la Copa Mundial a realizarse en México en 1986.

El tercero de esos encuentros, también tuvo como escenario la cancha de River y ocurrió hace exactamente nueve años, el 10 de octubre de 2009. Un encuentro que si bien era el penúltimo de esa fase rumbo al Mundial de Sudáfrica a disputarse en 2010, resultaba decisivo para las aspiraciones de Argentina que no venía bien y peleaba por conseguir el cuarto lugar en la clasificación (último de pasaporte directo) junto a Uruguay, Colombia y Ecuador.

Esos tres encuentros, además de resultar decisivos para las pretensiones clasificatorias de los dos protagonistas, tuvieron varios puntos en común. Veamos: todos se disputaron en Buenos Aires, vale decir que en los tres casos Argentina tuvo la posibilidad de definir su clasificación como local. En los tres casos, el seleccionado albiceleste marcó dos goles. Y en todos esos partidos, el segundo gol argentino resultó el último del encuentro y fue convertido muy cerca del pitazo final.

Como diferencia podemos consignar que en el primero y segundo partido, el resultado fue 2 a 2, mientras que en el tercero la victoria quedó en casa por 2 a 1. No obstante, ese tanto final en cada encuentro, sólo le sirvió a la Argentina en dos de los tres partidos, dado que en el disputado en 1969, el empate favoreció a Perú que logró su pasaporte al Mundial dejando a la Argentina fuera de competencia y sin que hubiera repechaje posible.

Sin embargo, en el segundo partido, el empate final dejó a la selección albiceleste en el primer puesto del Grupo y envió a Perú a disputar un repechaje con Chile.

Finalmente, en el tercero de aquellos encuentros, la victoria argentina resultó fundamental para clasificar al Mundial de Sudáfrica, dado que en esa fecha perdieron sus rivales directos: Colombia y Ecuador y solamente ganó Uruguay, por lo que al vencer luego a los orientales en Montevideo en la fecha final, la Argentina se abrazó a la tan ansiada clasificación.

Los tres partidos fueron dramáticos. En el del ’69 Argentina necesitaba ganar. Perdía 1 a 0 y a sólo 8 minutos del final empató con un penal convertido por Albretch, pero enseguida y en un contragolpe letal, Ramírez puso otra vez en ventaja a Perú. El gol sobre la hora marcado por Alberto Rendo, un bajo y rubio volante de gran habilidad, resultó insuficiente.

En el partido del ’85, Argentina arrancó ganando con gol de Pasculli a los 12’, pero Perú lo dio vuelta en el primer tiempo con goles de Velázquez y Barbadillo. Aún estaba ganando por 2 a 1 cuando se acercaba el final hasta que Passarella bajó impecablemente un centro aéreo en el área rival y Ricardo Gareca, un alto y rubio delantero de gran efectividad, empató el encuentro casi bajo el arco.

Finalmente, el partido de 2009 fue victoria increíble. Argentina se había puesto en ventaja con gol de Higuaín al comienzo del segundo tiempo pero cuando el reloj marcaba que el tiempo reglamentario llegaba a su fin, Rengifo empató el partido con golpe de cabeza y silenció a todo el estadio.

El árbitro boliviano René Ortube adicionó 5 minutos. Fueron cinco minutos angustiantes. La victoria se escapaba, mientras que la lluvia y el viento eran otros enemigos a vencer dentro de un escenario como pocas veces se ha dado en el fútbol, sumado al escaso margen de tiempo disponible y lo dramático de la situación. Pero apareció “el hombre de los milagros”, Martín Palermo, para mandar la pelota al fondo de la red del arco peruano dentro de un desconcierto general, donde pocos sabían por dónde andaba el preciado esférico. Sin embargo Martín estaba allí, como predestinado a ser el héroe de la multitud, y no desaprovechó la oportunidad de hacer lo que mejor sabía: convertir goles.

El grito visceral de Palermo, la locura de toda la afición argentina, el poético aterrizaje del técnico Maradona sobre el charco de agua acumulada, son postales inolvidables de una noche épica vivida hace nueve años.

Otra vez, un alto rubio le daba la alegría final a la Argentina frente a Perú, selecciones que protagonizaron una trilogía de encuentros decisivos que merecían su recuerdo conjunto.

Roberto F. Rodríguez.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez