Choque de estilos

Noticias Pehuajo - Deportes - Choque de estilos

El 7 de febrero de 1964, hace exactamente 54 años, nuestra ciudad vivió un importante festival boxístico, cuyo plato fuerte era una pelea entre los dos boxeadores del momento.

Ubicándonos en el tiempo, es justo mencionar que mediante el trabajo del recordado Severo Cáliz, junto a veteranos pugilistas como Félix Lencina y Oscar Avellá, el boxeo en Pehuajó había vuelto a florecer y con enorme fuerza en el otoño del ’63, surgiendo de ese movimiento dos de los mejores valores locales de todos los tiempos: Luis Florentino Figueroa y Rafael José González. Ciruja y Cacharro, respectivamente, según sus apodos.

El entusiasmo del público, la cantidad de nuevos valores que se acercaban al gimnasio, y la posibilidad de realizar festivales seguidos, llevó a que el Bóxing Club Pehuajó tuviera su propio plantel de pugilistas, desarrollando sus festivales en Estudiantes Unidos y, por otro lado, fuera Deportivo Argentino quien contara con otro plantel, realizando festivales con organización propia en el gimnasio de la entidad.

Es en ese tiempo en el que llegan a nuestra ciudad dos boxeadores, veteranos en el campo amateur, que se adhieren a las instituciones mencionadas, donde vuelcan sus conocimientos y experiencia en la enseñanza de los nuevos valores. Ellos son el marplatense Oscar Coria y el porteño, aunque nacido en 25 de Mayo, Héctor Picó. “El Negro” Coria y “el Negro” Picó, rápidamente cautivaron la atención de los aficionados y se convirtieron en los abanderados de las entidades mencionadas. Coria en el Boxing Club y Picó en la entidad azul.

Nacidos en 1941 y con menos de dos meses de diferencia entre ambos, llegaron a Pehuajó con 22 años de edad y ganas de encontrar aquí un lugar donde afincarse. Así fue y tras notables actuaciones la gente empezó a pedir una pelea entre ambos, lo que además representaba un verdadero choque de estilos, dado que el marplatense era un boxeador, que si bien exhibía cierta carencia de condiciones técnicas, sabía suplir ese déficit con una entrega total en cada una de sus peleas, teniendo, además, la seguridad de saber que era dueño de una pegada contundente que le permitía prenderse en el cambio de golpes a sabiendas que contaba con mejores posibilidades de definir el pleito en su favor. La definición categórica ante el bolivarense Ángel Taborda había cautivado a los pehuajenses.

Y por otro lado estaba “el Negro” Picó, un pugilista dotado de enormes condiciones naturales como para desarrollar un estilo eminentemente técnico, basando su accionar en un relampagueante jab de izquierda, lo que sumado a una gran capacidad de anticipo y una sincronización en el movimiento de piernas que le permitían entrar y salir de la zona de contacto, conformaron un mecanismo de combate que le dio excelentes resultados, especialmente ante rivales de estilo ofensivo.

Por conformación física, su peso natural era de un mediano juniors, pero por carencia de rivales en esa categoría, combatió generalmente contra medianos y semipesados, aun cuando ante ellos se viera obligado a otorgar ventaja de kilos, con el consecuente peligro de ser alcanzado por las pesadas manos de noqueadores. Y Coria era uno de ellos.

El pegador frente al estilista. Ése era el mejor título para promocionar la pelea.

Finalmente, el Bóxing Club montó el festival en el Club Atlético Calaveras, con un total de siete peleas. Abrió la noche Carlos Crivelli derrotando por puntos a Carlos Learra, ambos locales. Luego fue el turno de Luis Olivitto que superó a Carlos Giménez, de 9 de Julio; Guillermo Ramón Aguirre venció a Domingo “Mono” Iglesias, de Henderson, y Jorge Alburquerque derrotó a Oscar Aguerrido, de 9 de Julio.

La serie de victorias locales la cortó el nuevejuliense Sergio González, quien superó a Santiago Ortellado, mientras que en el semifondo, el pehuajense Luis Figueroa, ya considerado como el valor más destacado del plantel del Bóxing Club, empató con Héctor González, de 9 de Julio.

Así llegó la pelea de fondo entre Coria y Picó, quienes respetando sus propios estilos trataron de imponer su sapiencia, pero ante la dura oposición rival finalmente terminaron cuidándose más de lo esperado y el fallo del jurado fue empate. Un empate que dejó gusto a poco y acrecentó las ganas de verlos frente a frente una vez más. Esa posibilidad llegaría muy rápido, dado que ambos serían protagonista de la pelea de fondo del festival realizado el 13 de marzo del mismo año, pero ésa es otra parte de una historia que continuó dentro de una etapa inolvidable del pugilismo pehuajense que abarcó tres años nutridos de continuidad, y de la que hoy pretendí recordar sólo un episodio: el primer combate entre Oscar Coria y Héctor Picó, del que se cumplen 54 años.

 

Roberto F. Rodríguez. 

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez