Chilena internacional

Noticias Pehuajo - Deportes - Chilena internacional

Cuando lejos estábamos de imaginar una trascendencia mayúscula de nuestro fútbol lugareño, el golazo convertido por Marcelo Locastro el pasado domingo, ha puesto el nombre de Pehuajó no sólo en la información futbolística a nivel nacional sino también en los portales deportivos de medios periodísticos muy distantes de las fronteras de nuestro país, lo que, sin duda alguna, nos enorgullece.

Es verdad que hoy la tecnología facilita la masificación de la información la cual llega al instante aún a los más impensados y recónditos lugares del planeta, pero ello no quita méritos al golazo de referencias sino todo lo contrario: lo potencia.

Quizá el lector, seguidor del autóctono balompié que nos identifica estará preguntándose: ¿Qué trascendencia habría tenido el golazo de César Lamanna a Independiente de Bolívar durante el Torneo Regional de 1987 si hubiésemos contado con la tecnología actual? Indudablemente, también habría alcanzado niveles impresionantes. Evidentemente, se trata de goles distintos y de tiempos muy diferentes. Pero la memoria vibra con goles como el que acaba de marcar Locastro a Huracán de Carlos Tejedor en la victoria de Defensores del Este por 2 a 1 que le dio la clasificación a semifinales al actual campeón de la Liga Pehuajense en su propio estadio.

Y es precisamente a través de esa vibración neuronal cuando afloran recuerdos de goles impresionantes. De todo tipo y calidad como para aspirar al podio de los mejores.

Sin embargo, la espectacular pirueta de Marcelo, luego de parar el balón con el pecho y meter una chilena inesperada que terminó clavando el esférico en el marco visitante, nos lleva a un tipo especial de goles que, por estar impulsados a través de una acrobática maniobra física, generan, por una serie de componentes, un efecto que los convierte en inolvidables.

Surgen entonces menciones sobre goles de esa naturaleza en todos los planos. El gol del delantero galés del Real Madrid, Gareth Bale, al Liverpool de Inglaterra en la final de la Champions del año pasado en el estadio Olímpico de Kiev; la agónica conquista de Enzo Francéscoli en el torneo marplatense de verano de 1986, cuando River, que igualaba 4 a 4 con la selección de Polonia, terminó ganando en tiempo de descuento por ese golazo del príncipe uruguayo; el de Martín Palermo a Banfield en la Bombonera que posibilitó a Boca empatar un partido que venía muy complicado en el Apertura de 2004; el de Aníbal Matellán, jugando para Arsenal contra River en 2007 que contribuyó a la victoria local en el Viaducto por 2 a 1; el marcado por “el Lagarto” Fleitas contra Vélez en el Fortín de Villa Luro, en noviembre de 1993 cuando tras un parabólico envío aéreo de Mariano Dalla Líbera, el delantero del Racing Club, ensayó una acrobacia sensacional y con una espectacular chilena enganchó la pelota de aire y la clavó contra el palo derecho del paraguayo Chilavert que nada pudo hacer para impedir la conquista.

¿Cuántos podrían mencionarse a nivel mundial? Imposible saberlo aunque seguramente serán muchísimos y quizá no todos tan limpios desde la ejecución acrobática que exige la chilena bien empleada. Incluso en el fútbol profesional argentino podríamos incluir más de una veintena en las últimas tres décadas, aunque no tantos en cuanto a la maniobra de parar primero el esférico con el pecho y luego sacar la chilena como el de Francéscoli a Polonia ya mencionado, porque con dicha particularidad, solo tengo en mi memoria a dos más: el de Alfredo “Chango” Moreno (Boca) a River en 2003 en la Bombonera y el de Rodrigo López (Vélez) a River en el 2009 en el Monumental, partidos que terminaron empatados.

Pero si de actualidad hablamos creo que el golazo convertido hace poco por Enzo Kalinski para la victoria de Estudiantes de La Plata por 3 a 0 sobre Independiente, apunta para subir a lo alto del podio anual, porque se hizo de un rebote en las inmediaciones de la medialuna y apeló a hacer jueguito con el balón, asegurándose su posesión y ganando tiempo para ir acomodando su cuerpo, hasta que metió una chilena notable y dejó sin chances al arquero del rojo.

No obstante, siempre hablamos de profesionales, cosa que no ocurre en nuestro modesto fútbol chacarero, como suelen llamarlo, porque aquí sólo se trata de sacrificados entusiastas, muchos de ellos desgastados por el rudo trabajo particular, que aun así ofrecen todo lo que tienen en aras de llevar su divisa a la victoria.

Hace poco más de un año y en este mismo espacio, evoqué el inolvidable gol de chilena de Guido Vitángeli que constituyó un agónico y espectacular empate de Defensores sobre Calaveras como visitante en el torneo oficial de 1961.

Hoy toca nombrar a Marcelo Locastro y su golazo espectacular del domingo. Un gol también para la historia que, en la actualidad, puede verse una y otra vez como para seguir disfrutándolo gracias a la magia de internet.

La chilena siempre generará ese efecto. Alguna vez fue Vitángeli. Ahora fue Locastro. Pero, por lo visto, siempre es Defensores del Este, algo que también parece identificar al más campeón de todos.

 

Roberto F. Rodríguez

<

.

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27.20 28.20
Euro 33.00 34.00
Real 650.00 700.00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez