Aquel rubiecito

Noticias Pehuajo - Deportes - Aquel rubiecito

La década del ’50 estaba acercándose a sus años finales cuando en el fútbol pehuajense había comenzado a hablarse de un delantero rubiecito que jugaba en Deportivo Argentino pero que aún no había debutado oficialmente en la Primera división. Su habilidad para ganar la posición al defensor adversario que pretendía neutralizarlo y su arranque en velocidad separándose rápidamente de sus marcadores llamaron la atención de los aficionados que solían concurrir temprano a los estadios para ver el partido preliminar.

Ese jovencito era Luis Carlos Mariani. “Luisito” para quienes lo nombraban. Nacido en 1943 en la ciudad de Bolívar se había radicado en Pehuajó junto a su familia en 1951, es decir cuando apenas era un niño.

Incorporado a Deportivo Argentino se ganó una oportunidad en la Primera división, llegando a debutar en 1958, con quince años de edad, pero debió esperar para ser tenido en cuenta en un plantel donde año a año se contaba con muy buenos delanteros, a los que se había sumado el retorno al club del ídolo Jorge Polverini.

Sin embargo, en los años ’60. se hizo merecedor de la titularidad y tuvo un gran año en 1962, lo que le valió poner proa hacia Avellaneda para probarse en el Racing Club. La entidad albiceleste lo fichó en 1963 y ese año visitó Pehuajó con una división en la que estaban, entre otros: Jorge Néstor Miranda, un delantero de grandes condiciones que no consiguió asentarse en la Primera división de la Academia pero que alcanzaría su máximo rendimiento en Platense; los defensores Rubén “Panadero” Díaz, de gran trayectoria en Racing y Franco “Tano” Frazzoldatti, que luego sería emblema del Chacarita Campeón del ’69 y el delantero Alfredo Cuervo, dotado de una habilidad impresionante.

Integrando el equipo de Racing, Mariani enfrentó a Deportivo Argentino en un partido que terminó en victoria para los de Avellaneda por 5 a 2, siendo Luisito el autor de la quinta conquista visitante.

En reconocimiento a su paso por la entidad azul, sus dirigentes le entregaron una medalla.

Mariani continuó en Racing y llegó a integrar la reserva de la institución que contaba con extraordinarios valores como: el arquero Agustín Mario Cejas, los defensores Roberto Perfumo y Rubén “Panadero” Díaz, el volante central Alfio Basile, y los delanteros: Juan Carlos Cattaneo, Pedro Marchetta, Raúl Noguera y “El Chango” Cárdenas.

En 1964 fue promovido para practicar con el plantel de Primera división de la Academia y llegó a jugar algunos amistosos junto a César Luis Menotti, Omar Pastoriza y Federico Sacchi. Tuvo un paso por Dock Sud y en 1965 regresó a Deportivo Argentino e integró el seleccionado local que disputó el campeonato argentino de 1966 y el campeonato regional oeste de 1967.

Campeón con Deportivo Argentino en 1966, equipo del que fue el goleador, siguió siendo titular indiscutido en los años posteriores y en 1969 tuvo una tarde inolvidable. Fue en un encuentro amistoso disputado en cancha de Calaveras, donde Deportivo enfrentó a un equipo integrado por jugadores veteranos de River Plate. El cotejo, que estaba dentro de la celebración de los 50 años de vida de la entidad azul, resultó muy atractivo y constituyó una victoria importante para los pehuajenses que se impusieron por 6 a 3, con el dato sorprendente que todos los goles de Deportivo fueron marcados por Mariani, tres en cada etapa. El primero a los 21’, definiendo de derecha tras asistencia de Von Pollakoff, el segundo a los 24’ con precisa definición luego de una gran maniobra individual de Avendaño que incluyó un túnel a Soria, y el tercero a los 25’ con golpe de cabeza tras un centro de Avendaño. En el segundo tiempo anotó el cuarto mediante otro cabezazo luego de un centro de Sieza, y finalmente, aprovechando los errores de una defensa cansada, marcó los dos últimos en precisas definiciones.

Tres semanas después, por el torneo oficial de la Liga Pehuajense, Deportivo Argentino visitó a San Martín en el viejo estadio de Irigoyen y Cambaceres. Cuando se cumplían 20 minutos de la segunda etapa y al azul ganaba por 5 a 2, el árbitro sancionó un penal para los rojos del parque y expulsó al arquero Debórtoli, lo que obligó a que Luis Mariani ocupara el arco azul hasta el final del encuentro. Se reanudó el juego con la ejecución del penal que fue convertido por Oláiz, pero luego Sáez puso el definitivo 6 a 3, aunque lo más significativo fue la labor  de Mariani defendiendo la valla, donde demostró cualidades desconocidas para la gran mayoría del público.

En 1970 volvió a su Bolívar natal incorporándose a Independiente y ganándose rápidamente un lugar en la selección bolivarense. Intentó volver al fútbol pehuajense en 1976 y hasta jugó un amistoso para Maderense, pero su incorporación fue rechazada. El final estaba cerca. Una seria lesión en una de sus rodillas le impidió continuar, por eso en 1978, con 35 años de edad, debió dejar definitivamente la práctica del fútbol.

Atrás quedó el retumbar de sus piques incontrolables y el eco de numerosos goles logrados con definiciones precisas, donde se ponía de manifiesto su capacidad para saber el momento justo en que debía efectuar el disparo y la dirección que correspondía imprimirle al mismo.

Evidentemente, aquéllos que por los años ‘50 ponderaban al rubiecito delantero de Deportivo, no estaban equivocados.

Roberto F. Rodríguez

<

.

.

.

.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27.20 28.20
Euro 33.00 34.00
Real 650.00 700.00
Farmacia Del Aguila
Farmacia Fernadez